El coronavirus ha irrumpido en nuestras vidas sin pedir permiso cambiando todo estilo de vida y dando un vuelco a nuestros hábitos y costumbres. Pasar demasiado tiempo en casa puede convertirse en un desafío pues el aburrimiento es uno de los factores más influyentes que nos llevan a comer sin medida. ¿Cómo podemos evitar engordar durante el confinamiento?

Con el confinamiento llega el hambre emocional

Seguramente has escuchado hablar sobre el término ‘hambre emocional’. ¿De que se trata? Pues bien, es un hambre engañosa, ya que el cerebro recibe señales de nuestro cuerpo que nos impulsan a comer, pero sin tener hambre. El aburrimiento, el estrés, la ansiedad y otras emociones, buscan una salida placentera para hacernos sentir mejor. ¿Hay algo más placentero que comer? Muchas personas creen que no.

Ahora llega el problema, estamos encerrados en casa durante semanas y no podemos evitar ir a la nevera a cada momento. La báscula va subiendo sin darnos cuenta y, aunque cada día despertamos con un plan en el que entra un menú saludable, no lo cumplimos. ¿Qué podemos hacer para vencer el hambre emocional?

Consejos para no engordar durante el confinamiento

Los expertos han estimado que quince días de cuarentena puede llevarnos a engordar unos 4 kilos. ¡Hay que ponerse manos a la obra cuanto antes! Aquí tienes unos consejos que te ayudarán a que esto no te suceda a ti.

No compres por impulso

coronavirus confinamiento

La falta de muchos alimentos en el supermercado nos puede llevar a comprar cosas que vemos. Tenemos acceso a ellas y pensamos ‘¿por qué no?’. Es el deseo de algo que ‘casi’ no puedes tener y ahora lo quieres, incluso cuando nunca antes has pensado en ello.

Otro fallo que cometemos en estos días complicados al hacer la compra es comprar pensando en ‘por si’. Por si me apetecen unas patas fritas por la tarde, por si quiero unas gominas en algún momento del día, por si me dan ganas de un helado después de comer. ¡No! No lo hagas.

Añade alimentos de temporada

Las frutas y verduras se pueden convertir en tus snacks. Sanos y sin subir kilos, calman el aburrimiento y apagan la ansiedad por azúcar y cosas dulces que este provoca. Estamos en un mes en el que hay frutas muy ricas como las mandarinas, los kiwis, las uvas, los arándanos, las fresas, y ya se ven los primeros melones. ¿No se te hace la boca agua?

comida sana confinamiento

Las verduras también pueden convertirse en un aliado. En vez de optar por dulces y alimentos procesados para las horas de aburrimiento en casa, ¿qué te parecerían unos palitos de apio y zanahoria con un poco de hummus por ejemplo? Sano, sabroso, entretenido y muy light. ¡Opta por lo sano!

Lleva una rutina

No vamos a negarlo, estar todo el día en pijama no ayuda. Vístete cuando te levantes como haces cada día, y lleva una rutina diaria de cosas por hacer. Por ejemplo, limpiar la casa, cocinar, los horarios de la comidas, hacer ejercicio, etc. Y si tienes un hobbie o afición que tenías aparcado, ¡ahora es momento de retomarlo!

Si pones en práctica estos consejos, tú tampoco vas a engordar durante el confinamiento. Elige una vida sana en la que los alimentos frescos son los protagonistas junto con un poco de ejercicio y una buena rutina, sobre todo en los horarios de comida. ¡Tú puedes!

Abrir chat