La incontinencia urinaria es uno de los síntomas que llega con al entrar en el cambio de vida. Van asociados a la post menopausia y los desequilibrios hormonales que sufre nuestro cuerpo llegados a esta etapa. Suele ser incómodo y restarnos en calidad de vida, pero hay muchas cosas que se pueden hacer para controlarlo, como por ejemplo, los ejercicios Kegel.

Qué son los ejercicios Kegel

Estos ejercicios tratan de contraer los músculos de la pelvis para fortalecerlos. Son perfectos para mantener a raya la incontinencia urinaria, facilitar el parto y aumentar el placer sexual durante las relaciones.

Su nombre es en honor a Arnold Kegel, quien desarrolló estos movimientos en 1940 como un método para la incontinencia. Su artículo médico se publicó en 1948 y, desde entonces, se han conocido sus múltiples beneficios.

ejercicios kegel

Se cree que fortaleciendo los músculos de la zona pélvica se puede mejorar la función del esfínter. Obviamente, que funcionen dependerá mucho de llevar a cabo la técnica correctamente y de la constancia con la que se haga. A veces se necesita práctica para localizar los músculos de esa zona y contraerlos adecuadamente. Hay que tener un control de ello pues no se pueden contraer músculos de la zona del abdomen, las caderas o las nalgas mientras se hacen.

Ejercicios Kegel para la incontinencia

Ahora que ya estamos al tanto de lo que son los ejercicios Kegel, veamos cómo hacerlos:

ejercicios kegel

  • El primer paso es identificar el músculo pélvico. Para ello, túmbate boca arriba, y practica.
  • Contraer el suelo pélvico una vez que hayas vaciado la vejiga. Y cuando te vengan las ganas de orinar, contrae y aguanta durante diez segundos.
  • Relaja durante cinco segundos.
  • Repite de nuevo.

Lo normal es hacer este ejercicio durante 10 veces seguidas en tres series dos o tres veces al día. Lo más recomendable es que se lleguen a unas 100 contracciones diarias y ser constante.

Después de unos 15 días notaremos resultados y podemos pasar al siguiente nivel. Este sería el mismo ejercicio pero intentando mantener el músculo contraído por más tiempo.

Además de los ejercicios, te aconsejamos que cuides tu alimentación, pues también puede influir en mantener a raya la incontinencia urinaria. Estos son algunos tips:

  • Disminuye el consumo de tés, como el hibiscus, té verde o el de perejil.
  • Reduce la toma de bebidas diuréticas.
  • No tomes alimentos picantes.
  • Intenta mantenerte en los niveles de tu peso. 
  • No comas alimentos diuréticos com la alcachofa, el melón, la berenjena, el calabacín etc.

Recuerda que muchos de los malestares y síntomas que sufrimos las mujeres, están provocados por desequilibrios hormonales. La crema ProgesterAll y el CBD pueden ayudarte también a aliviarlos. Son el complemento perfecto a lo ejercicios Kegel.

Si quieres más información no dudes en contactar con nuestras asesora All que estará encantada de ayudarte. Porque en Mi Vida Natura sol queremos que estés bien, cuidar de ti tal y como te mereces. ¡Confía en nosotros!

Abrir chat